La cinta ganadora en el festival de animación de Annecy es un recomendable western francés protagonizado por una joven que logra abrirse camino en un mundo de hombres