La ministra Pilar Alegría se abre al diálogo para alcanzar consensos en Educación con las comunidades. «Hay que bajar los decibelios del debate»