Desde Trabajo prometen que «se cumplirán con holgura los compromisos europeos», esto es, que se aprobará antes de que termine el año, pese a que la CEOE ha reafirmado su rechazo a la propuesta del ministerio