El tenista balear reconoce estar viviendo «un momento complicado», pero está preparado para encarar «un proceso difícil» tras ser sometido a un tratamiento en el pie izquierdo